Resumen

Ya que el abolicionismo considera que el sistema penal es un mal social y el garantismo que la pena es un mal, así como que el derecho penal surge en contra de la venganza, las autoras plantean que el problema del deseo de la venganza no es el sentimiento en sí que se considera legítimo, sino que la impunidad es un mal mayor. En relación con delitos que para las autoras no deben ser desinstitucionalizables, se enfatiza que debe prevalecer el derecho de la comunidad sobre el del individuo, de modo que un plan rehabilitador también resulta un mal menor.

Palabras clave: abolicionismo, derecho penal