Resumen

El Derecho de la Responsabilidad Civil o Derecho de Daños cuyo origen podemos encontrar en el Derecho Romano, ha ido, poco a poco, ganando terreno en el interés de los juristas y de la sociedad en general. Como tendencia mundial, aproximadamente, a partir de los años sesenta, lo que se llamaba tradicionalmente Responsabilidad Civil pasó de ser un simple sub-tema del Derecho de Obligaciones, a ser una de las materias estrella del Derecho Privado. Así y a pesar de que la reparación del daño es casi tan antigua como el derecho mismo, en los últimos 40 años el derecho de la responsabilidad civil ha evolucionado muchísimo, fenómeno, éste, debido a razones de índole práctico y directamente relacionadas con el desarrollo y evolución tecnológica e intelectual. En todo caso y dada esa gran importancia y relevancia que ha adquirido el derecho de daños, es importante conocer su ubicación doctrinal dentro del Derecho Civil, así que de una vez apuntemos este tema. Partiendo de las divisiones académicas que la doctrina tradicional ha hecho del Derecho Civil, (entendido éste como aquel gran sector del ordenamiento jurídico total, que se integra por un sistema coherente de normas e instituciones a través de las cuales se busca establecer, promover y desarrollar la persona y sus manifestaciones, dentro de un orden constitucional establecido), podemos ubicar el derecho de la Responsabilidad Civil o Derecho de Daños dentro del Derecho de Obligaciones que a su vez lo conceptualizamos como una parte del Derecho Civil Patrimonial entendido éste como aquel sector del Derecho Civil que se conforma por normas e instituciones cuyo cometido es establecer un marco de acción claro para las actividades económicas de las personas.