Resumen

En aras de fijar un cuadro dialéctico de discusión primario, que redunde en una conceptualización de la imputabilidad, nos decantamos desde ya a visualizarla como un presupuesto de la culpabilidad, y frente a la idea tradicional del libre advedrío, que sostiene que el hombre es libre y elige cómo comportarse o, por el contrario, que no lo es, sino que se encuentra determinado, por diferentes factores: biológicos, genéticos, sociales, culturales, familiares, educativos, etc., hacemos nuestra la primera de las opciones, entre otros motivos, esto es, si concluimos que el ser humano se encuentra determinado, que es una mera marioneta predeterminada, una especie de robótico androide que circula por la vida bajo un norte preestablecido, en dichas circunstancias entonces huelga hablar de capacidad de motivación o de culpabilidad.