Resumen

Cuando se piensa en las relaciones entre contribuyentes y administraciones tributarias se puede utilizar una variada gama de imágenes, por ejemplo, la imagen de Olafo y junto a él, al verdugo recolector de impuestos con sus propuestas cínicas y tortuosas de regularización.

Y es que nunca han sido fáciles las relaciones entre la Administración y los contrubuyentes. De hecho, si dimensionáramos esa relación en términos románticos, estaríamos indefectiblemente, ante una historia de amor no correspondido. Claro, se me puede replicar ahora que el amor no correspondido no siempre ha sido grato, honesto e incondicional. Y quién lo replique tiene razón.

Palabras clave: tributación, internet tributaria