Resumen

Una preocupación frecuente de las Monarquias absolutas, muy visible en la castellana, fue la de regular el traje de súbditos, tanto por consideraciones de seguridad pública (por ejemplo, para prohibir que las personas anduviesen enmascaradas) y de moral, como por el deseo de reprimir excesos en el lujo.