Resumen

El objeto de nuestro artículo es analizar el papel desempeñado por la Comisión Permanente en la suspensión del orden constitucional. Nuestro fin no es estudiar el funcionamiento de esta Comisión, que a nuestro juicio sería de mucho interés, sino simplemente destacar su participación en la suspensión del orden constitucional.

Es importante señalar que el Congreso se reunía cada año el día primero de mayo y sus sesiones ordinarias duraban sesenta días prorrogables hasta noventa en caso necesario. El análisis que hemos realizado del funcionamiento del Congreso, nos permite sostener que por lo general, salvo ciertas excepciones, los diputados sólo sesionaban tres meses al año.

Este fue un factor que permitió a la Comisión Permanente reunirse durante nueve meses al año y desempeñar un importante papel en la vida política del país.

Nuestra hipótesis es que la comisión abusó de su atribución de suspender el orden constitucional para complacer las peticiones del Poder Ejecutivo.