Resumen

La Delegación de Costa Rica tiene especial interés en los trabajos del presente período de sesiones del Consejo Económico y Social relacionados con la protección y promoción de los Derechos Humanos, por varias razones fundamentales:

En primer lugar, por el largo e indeclinable compromiso que el pueblo de Costa Rica, por encima de todos sus cambios de Gobierno y de todos sus intereses, tiene contraído con los Derechos y libertades fundamentales de la persona humana, como sujeto último de todo el derecho, inclusive del internacional.

En segundo lugar, porque mi Delegación considera que los derechos humanos, no solamente han ingresado total e irreversiblemente en la esfera del orden internacional, sino que constituyen uno de los pilares sobre los que se asienta ese nuevo orden internacional, porque son condición esencial de los derechos de los pueblos y de los Estados y la única garantía segura de la paz y seguridad internacionales.

En tercer lugar, porque mi Delegación ha venido siendo desde hace más de 12 años impulsora del proyecto para crear un Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, cuyo examen primero en la decisión tomada en 1977 por la Asamblea General y después explícitamente en la resolución N° 35/105, fue encomendado por el órgano máximo de nuestra Organización a la Comisión de Derechos Humanos cuyo informe es ahora objeto de análisis.