Resumen

La ciencia del derecho, como toda ciencia, busca constantemente precisar el contenido de las reglas que gobiernan en su materia: las normas de conducta obligatorias para los seres humanos, con fuerza coercitiva por la eventual sanción estatal. El estudio de esas leyes se presenta particularmente difícil frente al hecho que el legislador tiene una amplísima libertad para determinar el contenido de sus disposiciones, y que en varias oportunidades contraría los principios generales del derecho. Sin embargo, es tarea del jurista el determinar en cada campo del derecho los lineamientos generales del quehacer normativo.