Resumen

El cambio producido en el significado de la relación paterno filial, en cuanto hoy se busca asegurar su funcionalidad, con vistas al más adecuado desarrollo de los nuevos miembros de la sociedad, ha debido repercutir , sin duda, en la fuerza de la presunción de paternidad del marido y en el accionar tendiente a desvirtuarla.
Gravita, actualmente, cada vez en mayor medida, la necesidad de respetar la verdad biológica , no sólo por adhesión formal a una circunstancia naturalística, sino, precisamente, porque la procreación constituye en nuestra sociedad -salvo el supuesto de adopción- el soporte de la relación socio-familiar "padre-hijo".