Resumen

Costa Rica presenta una enorme concentración de la población y de las actividades económicas y sociales en el centro del país: alrededor del 50% de la población y una proporción mucho mayor aún de las actividades industriales de construcción y de servicios, se concentran  en un reducido sector que comprende las ciudades de San José, Alajuela, Cartago, Heredia y otras menores. La periferia del país, en cambio, no cuenta con centros urbanos importantes, lo cual es un resultado de la concentración casi total de los servicios públicos y privados en las ciudades mencionadas, y de la existencia de una red vial poco desarrollada que se ha diseñado  con un criterio centralizador. Por otra parte, todas las decisiones que afectan a los pobladores  de las áreas periféricas tienden a ser tomadas  en la capital de la república, sin que exista un adecuado sistema de participación popular.