Resumen

Este artículo persigue una doble finalidad. Pretende ilustrar sobre la manera de llevar a cabo interpretaciones literales y, además, quiere brindar una información general sobre el régimen de las acciones posesorias en la legislación uruguaya (acaso pueda servir, desde este último punto de vista, como un dato para exámenes de derecho comparado).

Por un lado, pues, se trata de mostrar, a través del análisis de un instituto jurídico determinado, tal cual éste se presenta en una legislación positiva (la uruguaya), de qué manera puede operar una interpretación que busca ser simplemente literal. Ello  permitirá mostrar, de manera práctica, la relativa autonomía de este medio interpretativo. Pero servirá asimismo para destacar, a través del cotejo con soluciones sostenidas por otros autores, que la interpretación literal no es más que uno de los medios interpretativos posibles; es decir, que el mismo puede eventualmente ser completado o desplazado por otros tipos de criterios.

Por otro lado, se trata aquí de presentar un comentario ordenado de las disposiciones vigentes sobre acciones posesorias en el Derecho escrito uruguayo. Y, puesto que ello ha de basarse sobre una interpretación literal, consistirá en un análisis que pretende ser de carácter antes bien recognoscitivo –de lo que “dice” la ley- que “constructivo”.