Resumen

La Constitución Política establece el marco fundamental del Derecho Tributario, que desde su origen en la Revolución Francesa definió que la materia de los impuestos, está restringida para el ámbito de la ley, emanada del Poder Legislativo, siéndole al Poder Ejecutivo vedado imponer tributos, restringiendo su acción a la vía reglamentaria.