Resumen

Las tecnologías de la información brindan herramientas informáticas que permiten implementar la solución de controversias en línea, incluido el arbitraje. Actualmente el arbitraje en línea ofrece a sus participantes un importante ahorro en tiempo y costo financiero, es medio eficiente y rápido, por lo que la tendencia a su empleo es creciente e irreversible. El arbitraje en línea mantiene su naturaleza como tal, se transforma la infraestructura en la cual se desarrolla el proceso a un entorno electrónico, por ende, es importante utilizar buenas prácticas que informen y orienten adecuadamente la actividad de los participantes en el ambiente digital. En este estudio se presentan un grupo de buenas prácticas a aplicar en el contexto del arbitraje en línea que contribuye a una gestión informada del arbitraje en línea.