Resumen

Un proceso es justo si un tribunal independiente e imparcial juzga el caso que se le presenta, aunque en la práctica no siempre es así. En el presente ensayo se analiza el caso de Polonia, y se explica cómo su historia ha afectado el principio de independencia judicial. Se expone y critica la posición del Tribunal Constitucional polaco frente a las distintas resoluciones dictadas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que ha ocasionado el aumento de la tensión entre estos tribunales y el cuestionamiento de si Polonia continuará siendo miembro de la Unión Europea.