Resumen

En el primer semestre de 2014 se realizó una encuesta en Costa Rica a 184 productores de ovinos con el fin de caracterizar sus variables sociales, comerciales y zootécnicas de sus explotaciones. Se consideró variables generales como la mano de obra empleada en la finca, el uso del suelo y el inventario de los animales, el manejo zootécnico, la comercialización, y la percepción del productor hacia el sector. Para la mayoría de los productores, la actividad de la cría de ovejas (53,2%) no importa mucho económicamente, ni representan su principal fuente de ingresos.  La edad media de los agricultores es de 45 años. La mayoría de ellos tienen un alto nivel educativo.  La experiencia media de la cría de ovejas es de 5,3 años.  El capital humano involucrado viene de dentro de la familia y de la mano de obra contratada también.  El tamaño medio del hato llegar a ser de 93 animales. La cuenta total de animales fue de 17.360, con una proporción del 56% de hembras reproductoras en el inventario total, y una proporción de hembras / sementales de 25 a 1.  Se estimó una tasa media global de 5,56 animales por hectárea.  La raza más mencionada entre los productores fue la Kathadin.  El uso de un sistema de semipastoreo fue predominante.  Dado el carácter novedoso de la actividad, la mitad de los productores aún no han comercializado animales en pie.  Se observaron diferencias importantes de hasta el 200% y más cuando se trata del pago por kg / canal.  El productor de ovejas de Costa Rica hace un mal uso de la intervención técnica, un hecho que puede conducir a una potencial pérdida de productividad.  Es necesario fortalecer sus procesos desde el punto de vista de una producción de carne más eficiente.

Palabras clave: Producción ovina, carne de oveja, carne de cordero, producción de rumiantes menores