Resumen

Las terneras nacen con un rumen sin desarrollarse física y metabólicamente, lo que las clasifica como pre-rumiantes que dependen de la leche para obtener los nutrientes necesarios para crecer. Estimular el consumo de materia seca se convierte por lo tanto en una parte vital en la alimentación de terneras con el fin de llenar sus requerimientos de crecimiento y a la vez estimular el desarrollo del rumen desde temprano y así convertirse en un rumiante funcional. El consumo adecuado de materia seca es el principal objetivo de cualquier programa de alimentación ya que de este depende que los animales adquieran los nutrientes necesarios para desarrollar su potencial productivo, por lo que es importante conocer la concentración de energía de la dieta, la digestibilidad de la ración, palatabilidad, procesamiento, ambiente y consumo de agua, con el fin de estimular el consumo en los animales. Debido a que en Costa Rica existen pocas referencias de los niveles de consumo o ganancia de peso diarios para los animales en la etapa pre-destete, este trabajo pretende analizar algunas de las investigaciones realizadas en los últimos años con el fin de determinar el consumo de alimento en la etapa de predeste. Después de analizar cinco estudios en condiciones similares se encontraron variaciones en el consumo de alimento balanceado a la semana ocho, donde osciló entre 527 y 1017 g, con ganancias de peso que variaron desde los 513 hasta los 714 g/d. Las variaciones en los consumos se pueden deber a algunas diferencias en el desarrollo de las investigaciones, factores raza o la variabilidad entre individuos por lo que es necesario desarrollar más investigaciones para lograr establecer datos de referencia bajo las condiciones del país.

Palabras clave: Ganado de leche, Crianza de terneras, Nutrición animal, Nutrientes, Consumo de alimento