Resumen

Ubicada en la periferia montañosa de Río de Janeiro, la vivienda representa un buen ejemplo de adaptación climática y paisajística con su entorno natural. La escogencia adecuada de materiales de la zona y la incorporación de grandes ventanales combinados con una limpia caja de hormigón, van muy bien con la sombra generada por amplias y generosas cubiertas. Su interior se caracteriza por amplios espacios apropiadamente iluminados y en constante relación con la naturaleza exterior, también aprovechada por sus terrazas, jardines y piscina.