Resumen

El Valle de Arán se caracteriza por su aislamiento, de tal manera que hoy encontramos algunas construcciones románicas poco modificadas. La arquitectura románica pirenaica se caracteriza por el uso de las bóvedas que provocan grandes deformaciones en el resto de la iglesia. En este artículo se estudia la forma actual de las bóvedas mediante estudios topográficos para localizar el punto más deformado y estudiar la estabilidad de la sección transversal en ese punto. El primer estudio desarrollado en la bóveda es una topografía para encontrar el punto de bóveda más deformado. A partir de este punto se desplegará y estudiará una sección vertical a través de la línea de máxima presión. Los resultados concretarán el tipo de bóveda con que se construyeron las iglesias y nos permitirán conocer si estas son estables a la vez que reafirmaran la unidad formal y constructiva del primer románico.

Palabras clave: Estabilidad, Estática gráfica, Románico, Topografía