Resumen

Estudio realizado durante 13 años, en seis pacientes con distrofia muscular. Dos de ellos asociados con neuropatía y cuatro con nervios sanos. El objetivo de la investigación es demostrar el uso de la neostigmina en el tratamiento de la distrofia muscular progresiva, como competidor reactivador y facilitador de la glicolización de los receptores alfa distroglicano. Los 6 pacientes iniciaron con neostigmina
de 3 a 5 tabletas al día. Con este tratamiento se mostró un aumento de la fuerza muscular en un mes. Cuatro de los pacientes experimentaron un aumento de fuerza muscular que se mantuvo por 13 años con una mejor calidad de vida e iguales oportunidades que un individuo saludable. La fisiopatología de la distrofia muscular progresiva es el bloqueo genético a la glicolización de los receptos alfa distroglicano que produce debilidad muscular. La neostigmina es utilizada como inhibidor de la acetilcolinesterasa en el tratamiento de la Miastenia Gravis (acción indirecta). La acción directa es competidor y desbloqueador del receptor, esto facilita la glicolización, aumentando la fuerza muscular.

Palabras clave: Neostigmina, distrofia muscular, complejo distroglicano, receptor, colinesterasa