Resumen


El cáncer gástrico conlleva un gran impacto social a nivel mundial por ser una de las primeras causas de muerte por cáncer. Únicamente entre el 1-3 % de los casos se detecta un componente hereditario(5), lo que indica que su origen es mayoritariamente ambiental. El cáncer gástrico tiende a emerger de una gastritis o inflamación crónica subyacente acompañada de hipoclorhidia, la cual suele ser ocasionada por Helicobacter pylori. Ante un estímulo lesivo, el epitelio normal del estómago desarrolla gastritis crónica atrófica que evoluciona a metaplasia y posteriormente a lesiones displásicas(9). La sintomatología suele ser muy inespecífica y el examen físico es normal al inicio. El diagnóstico, entonces, es tardío y se realiza por medio de endoscopía con toma de biopsia(7). El cribado rutinario con gastroscopía no está recomendado a pesar de que los datos epidemiológicos del cáncer gástrico siguen siendo alarmantes(7).