Resumen

Este trabajo puede leerse la influencia que el Ejército argentino tuvo en las Fuerzas Armadas hondureñas para desestabilizar políticamente al gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), así como a las guerrillas de El Salvador y Guatemala, a partir de 1980. Para poder explicar lo anterior es necesario hacer un breve recorrido por la historia que rodeó a la Junta Militar Argentina entre 1976 y 1983, y el éxito que tuvo con su política contrainsurgente.

La extraterritorialización de su sistema represivo, propuesta en la Conferencia de Ejércitos Americanos (CEA), en noviembre de 1979 en Bogotá, Colombia, es un punto que se debe analizar, pues es a partir de esta propuesta formal de asesoramiento militar a distintos países de la región que se dio la intervención del país sudamericano en Centroamérica.

El autor pretende contribuir a los estudios y al debate que en los últimos tiempos se realizan en la materia en distintas universidades de América Latina, como la UNAM, en México y la UBA, en Argentina. EL artículo representa un acercamiento a la forma en la que operó la dictadura militar argentina en Honduras, país que sirvió como base para que se entrenara La Contra.