Resumen

Conocer la línea histórica de una región geográfica, desde la óptica de cualesquiera de sus ámbitos culturales, es tarea esencial, no necesariamente para crear patrones restrictivos de identidad cultural –que muchas veces resultan en discursos forzados–, sino para comprender y justificar el presente y, desde allí, construir el porvenir. Como bien decía el compositor Gustav Mahler, rescatar la tradición “es la transmisión del fuego y no la adoración de las cenizas”.