Resumen

A finales de siglo XIX, Émile Jaques-Dalcroze desarrolló un enfoque educativo que tuvo como propósito ayudar a los estudiantes del Conservatorio de Música de Ginebra, Suiza, a vencer los retos técnico-musicales que enfrentaban en su formación profesional. Las áreas de oportunidad que Jaques-Dalcroze observó en sus discípulos hace más de 100 años, son las mismas que muchos estudiantes tienen hoy en día en muchas escuelas de música. Desgraciadamente, a pesar del éxito que alcanzó, en la actualidad el enfoque Jaques-Dalcroze se ha desaprovechado casi por completo en la formación de los estudiantes a nivel superior. En el presente artículo, el autor hace una reflexión sobre la vigencia de este enfoque pedagógico-musical, proporciona una revisión en torno a las enormes aportaciones que hace a la formación del músico profesional y ofrece algunas recomendaciones para su aplicación en las escuelas de música a nivel superior. Finalmente, el autor exhorta a las autoridades y maestros de los conservatorios, facultades y departamentos de música a considerar su incorporación en los planes de estudio como un recurso pedagógico de gran valor.