Resumen

En 1988, se estrena en París Une visite inopportune (Una visita inoportuna), acaso la obra más autorreferencial del escritor, performer e historietista argentino radicado en Francia, Copi, quien en 1984 es diagnosticado VIH positivo. La obra se desarrolla enteramente en una sala de hospital donde se concitan los actores de una escena prototípica del avance fatal de la enfermedad hacia mediados de la década de 1980: el enfermo, la enfermera, el médico, las amistades, pero también un periodista –en representación, quizás, del rol de los medios en la crisis del sida– y la muerte como visitante inoportuna. Retomando un planteo de Douglas Crimp sobre la importancia de disputar políticamente los sentidos asociados al sida, este ensayo se propone explorar la intervención de una obra absurda, humorística y alucinada sobre el conjunto de afectos y representaciones que primaban en relación a la enfermedad a nivel global y, más específicamente, en su contexto francés más inmediato. El concepto de profanación, tal como lo entiende el filósofo italiano Giorgio Agamben, nos sirve para capturar el modo en que Copi recupera un tema que, para entonces, había sido –y continuaba siendo– fuertemente dominado por los discursos autorizados de la medicina, la religión y los medios de comunicación masivos.