Resumen

Esta investigación identifica y sistematiza los aportes de las chilenas Carmen Bunster, Sara Astica y Bélgica Castro y las argentinas Haydée de Lev, Gladys Catania y Ana María Barrionuevo, en tres décadas medulares para las artes escénicas de Costa Rica: 1970-1990. La actuación, la enseñanza del teatro y la divulgación de la tarea teatral, así como el trabajo en cine, radio o actividades gremiales, marcan el trabajo de estas mujeres quienes, por migración voluntaria o por exilio político, llegaron al país. La revisión del contexto cultural y teatral de esos treinta años del siglo pasado evidencian un camino que va desde la profesionalización del teatro en la década de 1970 hasta el teatro comercial y ligero de la década de 1990, pasando por las interrogantes de un teatro de 1980 en busca de su identidad.