Resumen

La bioética más conocida e institucionalizada es la bioética clínica. Algunas autoras han considerado que esta posee una perspectiva masculina y un “género” femenino. También las ciencias de la vida están sujetas a la desigualdad de género. Pero en el nivel privado y semipúblico, las mujeres han ejercido, y siguen haciéndolo, un papel fundamental en la conservación y cuidado de la vida. El objeto de este ensayo es el debate sobre la incorporación de esta voz fundamental en una bioética ecológica, es decir, en una bioética que mira a la vida en general, y a sus relaciones, cuando debate y analiza problemas éticos relacionados con la vida que la nombra.