Resumen

En este artículo se presenta una propuesta para entender la afirmación de Leibniz de que en el caso de Dios “... la esencia incluye la existencia; significando que en el caso de Dios el ser posible es suficiente para ser actual”. Este argumento modal se fundamente en una equivalencia entre tres diferentes grupos de argumentos: los referidos a los diferentes niveles de perfección que exhibe nuestro mundo, el uso del principio de razón suficiente y el mundo tal y como se construye a partir de los principios de plenitud, graduación lineal y continuidad. Esto es, en relación con Dios la misma conclusión se sigue de manera deductiva, inductiva o abductiva. Pero antes de presentar este análisis en la segunda sección, ofrecemos una tipificación de los principales argumentos de prueba de la existencia de Dios, y en la tercera, presentamos algunos argumentos adicionales relacionados con el tipo de mundo dibujado por Leibniz.