Resumen

En su artículo “¿Puede Frege formular el puzzle de Frege?”, Stavroula Glezakos argumenta que, a menos de que uno presuponga la noción teórica de sentido, no hay en principio una división epistémica entre las oraciones de la forma “a=a” y “a=b”. Se seguiría que el puzzle de Frege no puede usarse para argumentar en favor de los sentidos, como Frege lo hizo, so pena de circularidad. En este artículo argumento que puede especificarse un criterio de identidad del nombre basado en la noción de correferencia explícita, el cual no presupone la noción de sentido. Muestro cómo semejante criterio actúa plausible e implícitamente al establecerse el puzzle, y que puede usarse para rescatar a Frege de la acusación de circularidad.