Resumen

En algunos ambientes intelectuales contemporáneos se da una fascinación por el antagonismo político como constitutivo de lo social, sin prestar suficiente atención a los diferentes tipos de conflicto. A pesar de la riqueza descriptiva de algunas teorizaciones sociológicas del conflicto, también se repiten los tratamientos dicotómicos que distinguen un conflicto constructivo y otro destructivo, para reducir funcional o pragmáticamente la heterogeneidad de las luchas. En este artículo, se apuesta por una descripción sistemática y una esquematización teórica de los registros imaginarios, simbólicos y reales del conflicto (bajo un modelo cuasilacaniano de nudo borromeo). Se esboza así una polemología pluralista, capaz de dar cuenta de los matices, los entrelazamientos y la convertibilidad de los conflictos humanos, sin caer en la tentación de idealizar el antagonismo.

Palabras clave: conflicto social, polemología, registros lacanianos, antagonismo político