Resumen

a las demandas por una "alfabetización científico- tecnológica", que incluya la tecnología en los currículos educativos. El estudio propone fundamentar el diseño de los programas de estudio en base a un marco general para analizar la tecnología, sintetizado mediante los conceptos: práctica social, conocimiento y artefacto, enfoque que permite comprender el "fenómeno tecnológico" y el significado del concepto moderno de tecnología. Esto daría las herramientas analíticas para una organización curricular que integre ciencia y tecnología ordenada desde dos perspectivas: la estructura lógico-epistemológica propia de los distintos campos: saber científico, científico-tecnológico, tecnológico-científico (diseño, administración) y de las formas en que opera la inteligencia del alumno que aprende, lo cual permitiría en la enseñanza, conjugar las distintas posibilidades de desarrollar mecanismos de articulación de los conocimientos.