Resumen

Este artículo intenta asumir el problema del sentido (meaning) de la justicia social global a partir de una discusión crítica de la posición anti-cosmopolita de Thomas Nagel (2005) --particularmente del argumento de la coerción legítima. A modo de crítica inmanente, se defiende la siguiente tesis: existe una estructura básica global en virtud de la cual los deberes de justicia social tienen lugar más allá de la estructura de los Estado-nación. Se arguye -contra Nagel y desde Nagel- que la coerción legítima tiene lugar dentro de la estructura básica y que tal estructura no termina donde terminan los Estados-nación.