Resumen

Formas tradicionales de entender los cambios tecnológicos a menudo se basan en el determinismo tecnológico, la idea de que las tecnologías tienen una lógica o fuerza interna. El cambio tecnológico que se supone que es el resultado de tal lógica o fuerza, así como los cambios de la superficie de la Tierra se deben a movimientos de placas tectónicas. Alternativas a las explicaciones deterministas son a menudo de un tipo construccionista. En virtud de este punto de vista el cambio tecnológico se entiende como el resultado de las interacciones locales de los intereses. Ambos modelos tienen dificultades incorporando las consideraciones normativas relevantes en las exploraciones que ofrecen. Propongo un punto de vista diferente basado en la exploración del concepto de tecnologías de metas definidas. El punto clave que yo defiendo es que hay múltiples componentes interdependientes de la innovación tecnológica y el cambio. La explicación del cambio debe apelar a múltiples factores históricos y contingentes en complejos sistemas socio-tecnológicos. En este modelo, consideraciones normativas pueden mezclarse en la generación y promoción de las tecnologías como parte de las interdependencias que dan forma a los cambios tecnológicos.