Resumen

Este ensayo explora tres retos de los feminismos en América Latina para el siglo XXI. Esto retos son la necesidad de espiritualidad, la lucha contra la violencia de género y la visión androcéntrica de la mujer en el catolicismo. La espiritualidad le ayudará al feminismo a superar actitudes negativas como el resentimiento, los sentimientos de victimización, las pretensiones de superioridad moral, el separatismo y el dogmatismo. La violencia de género no se debe minimizar mediante un discurso moralista dirigido a enseñarles a las mujeres a ocupar su lugar. Es importante cuestionar el ideal femenino marianista y la visión católica de la mujer basada en un esencialismo biológico, la feminización del altruismo y la complementariedad de género, porque minimiza la violencia de género y proscribe todo debate sobre los derechos reproductivos de las mujeres.