Resumen

Destaca Sartre entre los filósofos del siglo XX. He escuchado la idea de que refleja, al menos en El ser y la nada, a un extraordinario metafísico. Ciertamente, el concepto sartreano de lo que ha de ser un filósofo y de la filosofía misma, así como sus propias metas de pensador, poco o nada tienen que ver con un deseo suyo para ser clasificado en tal forma. "Volver a las cosas mismas" decía siguiendo, contra Gide, a Husserl y a otros alemanes en sus años de fenomenólogo existencialista. Luego en La crítica, 1960 daría forma a esta idea: "toda filosofía es práctica", un arma de combate, enraizada en las situaciones, problemas y contradicciones de la época...