Resumen

El ensayo muestra que hay en Sartre una antropología filosófica profundamente original. Sartre define al hombre como constructor de su propio futuro. Así responde Sartre a la pregunta que él se formula a sí mismo y que dio origen a su pensamiento: "¿Para qué sirve la libertad?" La libertad solo tiene sentido si se asume desde la ética, esto es, desde nuestra responsabilidad solitaria y total frente a nosotros mismos y frente a los otros.