Resumen

Se estudian dos relatos de La distancia del último adiós (1995), “Figueredo” y  “Excelente para el cutis”, en los que el costarricense Virgilio Mora desarrolla magistralmente la significación que poseen el baile y la música populares en la conformación de la identidad del sujeto. Se trata de valorar estas prácticas de socialización en tanto ritos de pasaje o de iniciación de sus protagonistas en los que la primacía de la vivencia  los hace fundamentales en la constitución y en el desarrollo de los individuos.
Palabras clave: Virgilio Mora, música y baile populares, narrativa costarricense, vivencia bajtiniana