Resumen

La fuente Cupido y el Cisne llegó a Costa Rica, proveniente de Inglaterra, en diciembre de 1867 y fue instalada en el parque Central de San José al año siguiente, para conmemorar la primera cañería subterránea de la capital. En el año 1944 fue donada a la Universidad de Costa Rica, fundada en 1940. La fuente permaneció frente al edificio de la Universidad, hasta que su último vestigio fue trasladado en el año 1966. La fuente pasó a la Ciudad Universitaria, en San Pedro de Montes de Oca, y su primer asiento allí fue el edificio de la facultad de Agronomía, inaugurado en 1972. A finales de la década de 1980, se determinó restaurar la fuente e instalarla en la plaza Santo Tomás, frente a la Biblioteca Carlos Monge Alfaro. En el año 2018, la fuente celebra un siglo y medio de existencia.