Resumen

La balantidiasis constituye una zoonosis, en la que el cerdo es el reservorio del parásito y principal fuente de infección para el hombre; su presencia está condicionada por malas condiciones de salubridad, carencia de servicios básicos [agua, desagüe] y crianza de cerdos a campo abierto. A pesar de su baja prevalencia, la presencia de casos mortales subraya su importancia para los profesionales de salud, sobre todo por su fácil diagnóstico y tratamiento accesible. El hospedero generalmente adquiere los quistes mediantes la ingestión de agua y alimentos contaminados. Después de la ingestión, la pared del quiste empieza a disolverse en el estomago, proceso que finaliza en el intestino delgado; los trofozoitos entonces liberados colonizan el intestino grueso. Se presenta un caso de balantidiasis que se desarrolla en una zona indígena, caracterizada por bajas condiciones salubres y la convivencia estrecha con animales. Además debido a los hábitos propios de los pobladores y su bajo nivel económico y de educación, es común las malas prácticas de higiene: aspectos todos que facilitan el desarrollo de esta parasitosis; y que coincide además con los factores de riesgo descritos en la literatura.
Palabras clave: Balantidiasis, zoonosis