Resumen

El aumento de las tensiones políticas en Latinoamérica se debe mucho a las tendencias expansionistas de sus Estados. Las disputas en Centroamérica se caracterizan por ser amenazantes para la paz y la consolidación democrática. Un caso en particular es el Golfo de Fonseca, conocido por las discordancias en las delimitaciones fronterizas enfrentadas por tres Estados: Nicaragua, Honduras y El Salvador, zona de gran interés estratégico con miras al futuro de los tres países involucrados. Se realizó una visita a varias comunidades ribereñas del golfo para realizar entrevistas a actores locales y pobladores costeros y así comprender, desde sus perspectivas, los procesos geopolíticos, ambientales y sociales propios de la zona en estudio. Actualmente, en el Golfo de Fonseca predomina la cooperación transfronteriza sobre la cooperación binacional o trinacional, apoyado por cooperativas, ONG’s el papel fundamental de la población local. El crecimiento en cantidad de cooperativas y grupos informales vinculados a la cooperación transfronteriza obedece a las consecuencias del cambio climático en la zona y su capacidad de adaptación, la falta de apoyo estatal e inseguridad alimentaria. A partir del conflicto político surgido en el golfo nacen otros conflictos. El conflicto está por encima de la cooperación.