Resumen

Los ecosistemas del bosque tropical húmedo de Costa Rica, que mantienen una gran diversidad, son frágiles y están siendo dañados considerablemente, lo que provoca la desaparición de especies, cambiando su balance biológico con consecuencias impredecibles.

La Reserva biológica de San Ramón es también un ecosistema frágil que merece ser protegido a fin de conservar su diversidad biológica.