Resumen

Durante la evolución de Anura se encuentra una tendencia del cambio del hábitat acuático al terrestre. Eso probablemente es provocado por la alta presión de depredación sobre el estadio larval, que ocurre en hábitats acuáticos. Así se desarrollaron varias estrategias reproductivas, cuales difieren bastante del ciclo de vida típico de ranas, o sea huevos y larvas acuáticos, las cuales se transforman por proceso de metamorfosis en la forma terrestre del adulto (Duellman 1992).