Resumen

El agua es fundamental para el desarrollo de la vida humana, por consiguiente su calidad también lo es. El agua de mala calidad o contaminada puede traer graves problemas de salud pública por la población que la utiliza, incrementando la morbilidad y hasta la mortalidad de una región. Con la finalidad de conocer la situación de la calidad del agua en el Asentamiento El Barón en Esparza, Puntarenas; en la segunda mitad del 2019, y a raíz de aparente contaminación en el agua que llegaba a las casas de esta comunidad, se realizaron determinaciones físicas y químicas a muestras de agua potable, entre ellas: olor, sabor, pH, conductividad, cloruros, y por absorción atómica: calcio, magnesio y cadmio. Con este estudio se evidenció que el agua suministrada en el Asentamiento El Barón, en Esparza, Puntarenas cumple con las especificaciones de los parámetros analizados del control operativo, nivel primero y nivel segundo del Reglamento para la calidad del Agua Potable No 38924-S, pero se encontraron altas concentraciones de cadmio 1,68 ± 0,07 mg/L, por encima del valor máximo admisible (VMA) 0,003 mg/L según la misma regulación. La alta presencia de cadmio en el agua puede traer consecuencias en la salud a mediano plazo, ya que hasta una exposición baja puede provocar daños en los riñones e hígado, así como aumentar la fragilidad en los huesos.

Palabras clave: calidad del agua, paraámetros físico-químicos, agua potable, cadmio