Abstract

La brioflora colombiana es considerada una de las más diversas y de amplia distribución en zonas de vida andina y paramuna, debido a la variedad de ambientes. Es así que, la brioflora cumple una función como amortiguadora de erosión, regulación de la humedad que incide en el ambiente y en la conservación del hábitat. Este trabajo se realizó en un bosque de 100 ha, en nueve transectos lineales de 100 x 4 m, donde se evaluó la diversidad y distribución en todos los sustratos encontrados (suelo, rocas, raíces aflorantes, troncos y materia orgánica en descomposición). Se registraron 72 especies, en 48 géneros y 21 familias, que corresponden al 7,78% de especies en el país y representan el 11,16% de los registros actuales para el departamento de Santander. Las familias con mayor número de especies fueron: Pilotricaceae (15), Neckeraceae (7), Fissidentaceae (6) y Brachytheciaceae, Leucobryaceae y Thuidiaceae con cinco especies cada una. Los géneros más ricos son Lepidopilum (7), Fissidens (6) y Syrrhopodon (4). 34 géneros tienen solo una especie. La mayoría de especies de musgos se encontraron sobre corteza de árboles (20), seguido de las rocas (17) y en suelo (9). En cuanto a las formas de vida, las más abundantes, fueron los cojines (24 especies), cespitosas (23), dendroides (8), reptantes (4) y péndulas (3). A partir de un análisis DCA se observaron una mayor distribución de las especies por los transectos ubicados al interior del bosque. Adicionalmente, se encontraron 36 nuevos registros para el Santander y uno para el país (Homaliodendron piniforme (Brid.) Enroth).