Abstract

La determinación del sexo es importante para la conservación y los estudios poblacionales. Turdus amaurochalinus no presenta aparente dimorfismo sexual. El objetivo de este estudio fue determinar el sexo a través de una técnica genética, mediante el uso del marcador del gen CHD y se puso a prueba la hipótesis de que el dimorfismo sexual puede ser detectado por morfometría. Este estudio se llevó a cabo en el Parque Nacional da Restinga de Jurubatiba, una zona protegida situada en la costa norte de Río de Janeiro. Las aves fueron capturadas con redes de niebla, los individuos se marcaron con anillos de metal, se pesaron, medieron y se les tomó una muestra de sangre antes de ser liberados. Un total de 20 machos y 22 hembras fueron identificados en el área de estudio desde junio hasta agosto, con la frecuencia máxima de captura en junio. La prueba de t-student fue usada para evaluar si hembras y machos se diferencian considerablemente en relación a medidas morfométricas. Los rasgos más importantes para distinguir machos de hembras fueron la longitud del ala y el peso: las hembras eran más pesadas y tenían longitud de ala considerablemente más corta que los machos. Hembras y machos fueron correctamente clasificados en un 86% y 75% de casos respectivamente, donde se usó un análisis discriminante. El análisis molecular es el método más seguro para la determinación sexual en la especie estudiada.
Keywords: sex determination, Turdus amaurochalinus, morphometrics, CHD gene, Restinga de Jurubatiba, determinación de sexo, morfometría, gen CHD