Abstract

La vitalidad de una institución como la Universidad de Costa Rica se consolida al seguir un camino ascendente hacia la calidad académica. Particularmente, el Bachillerato, la Licenciatura y el Posgrado en Biología, han demostrado a lo largo del tiempo, su dinamismo e interés por mantener a la vanguardia un plan curricular y por establecer vínculos que les permita continuar con la solidez, rigurosidad y fortaleza que distingue a la Escuela de Biología. Ahora, a 60 años de su nacimiento, somos testigos de su desarrollo y del éxito que ha alcanzado al formar profesionales comprometidos con su labor, ya sea en el campo de la investigación, la docencia y la acción social, mediante el excelente desempeño que han tenido en instituciones públicas o en empresas privadas.