Abstract

Los perezosos actuales no solo han sobrevivido a la extinción que desapareció a sus parientes terrestres hace miles de años, sino que son relativamente exitosos ante su principal depredador: el águila arpía. ¿Cómo lo lograron? ¿Qué factores juegan a su favor?