Abstract

Observar interacciones de especies en la naturaleza puede ser cuestión de suerte y paciencia. En mi última visita a la selva, fui testigo de la interacción depredador – presa entre una serpiente y una rana. Y más que una interacción, fue una lucha agonizante que me permitió reflexionar sobre algunos puntos interesantes del comportamiento y biología de las serpientes en la captura de sus presas. Como por ejemplo, ¿por qué escoger una presa tan grande y tan difícil de digerir? ¿Son suficientes los mecanismos de defensa de la rana para escapar?


 07052020-Foto+1.jpg