Abstract

En Playa Cipara, Península de Paria, Venezuela, se evaluó el impacto de la luz artificial sobre la anidación de la tortuga cardón. Se estimó el número de anidaciones y su distribución espacial a lo largo de la playa entre los años sin y con iluminación artificial y entre segmentos de playa iluminada y oscura. Se hicieron entrevistas a los residentes para conocer su percepción sobre el impacto de la luz artificial hacia las tortugas marinas. Entre el 2000 y 2005 se registraron 1 217 salidas de tortuga cardón; con 1 056 nidos. El número de nidos con huevos dependió significativamente del año (p=0.035) al igual que el número de nidos totales (p=0.015). En los años previos a la electricidad (2000-2003) se observaron 743 salidas, de las cuales 661 con nido y 374 nidadas confirmadas. En los dos años (2004-2005) con iluminación artificial, se contaron 474 salidas con 395 nidos y 232 nidadas. La proporción de salidas con construcción de nido disminuyó significativamente (p=0.005) en los años con luz eléctrica, pero no varió el éxito de desove (p=0.402). No se encontró diferencia significativa entre el número de salidas por metro de playa en los sectores oscuros y los iluminados (p=0.244), ni entre el número de nidos construidos (p=0.379), ni entre las anidaciones con desove (p=0.516). Tampoco en la proporción de las salidas totales que constituyeron anidaciones (p=0.067) entre los sectores iluminados y oscuros, ni en la proporción de nidos exitosos (p=0.833). El volumen medio de arena por metro de playa fue mayor en La Peña, Cipara y La Remate y menor en Varadero (p < 0.001), aumentando de abril a junio y posteriormente disminuyó un poco hasta agosto (p < 0.05). El porcentaje medio de gravas fue mayor en Varadero y La Peña y menor en La Remate y Cipara. La mayoría de los entrevistados consideraron que la luz artificial no afecta a las tortugas marinas.