Abstract

Gyriosomus es un importante género chileno de Tenebrionidae, habitante del desierto costero del país. En este ambiente, las especies de Gyriosomus son un componente erémico y endémico de la entomofauna epígea. A pesar de la importancia ecológica que estas especies tienen en el desierto chileno, poco se conoce respecto de la morfología de los estados preimaginales. En este trabajo se describe la morfología del huevo y de la larva de primer estadio de G. kingi Reed, 1873, y se entregan algunos antecedentes acerca de la bionomía de la hembra. Los huevos y las larvas fueron obtenidos a partir de parejas mantenidas en condiciones de laboratorio. Los adultos fueron capturados durante la primavera del año 2002, en sitios costeros del Parque Nacional Llanos de Challe, localizado en la frontera sur del Desierto de Atacama (28°01'S; 71°03'W). El primer tercio del corión del huevo presenta celdas subhexagonales sin aeropilas. La larva es oligópoda y elongada. Su cápsula cefálica está fuertemente quitinizada y sus patas protorácicas son más largas y más gruesas que las restantes. Según observaciones de laboratorio, cada ovipostura incluye de siete a diez huevos cada vez, con un máximo de seis oviposturas por hembra. Los huevos son enterrados en el suelo, recubiertos con un mucílago que genera una película de arena-arcilla adherida al corión.