Abstract

De acuerdo con el modelo de dos cajas de Broecker y Peng, se desarrolló un modelo de balance biogeoquímico del Golfo de Nicoya, considerando dos reservorios de nutrientes: aguas superficiales y aguas profundas. La zona de mezcla se ubicó en promedio a los 20 m de profundidad y se consideró que existe un balance entre las aguas superficiales que van hacia el fondo y un sistema de surgencia que lleva nutrientes y otros elementos químicos del fondo a la superficie. La principal fuente de nitrógeno, en forma de iones de nitrato, es el aporte terrígeno a través de las desembocaduras del Tempisque y el Tárcoles. El Golfo de Nicoya es una fuente neta de Nitrógeno Inorgánico Disuelto (NID) con una disponibilidad estimada en 87 x 103 mol día-1 en época seca; mientras que en la época lluviosa incrementa a 3 044 x 103 mol día-1. Para el Fósforo Inorgánico Disuelto (FID) se estimó en 27 mol día-1 en época seca y en 207 mol día-1 en época lluviosa. La dinámica de estos nutrientes biolimitados, referida a las variaciones estacionales a través de sus aportes por lixiviación, coincide con los procesos biológicos informados para el Golfo de Nicoya, como variación en los niveles de productividad primaria, y épocas de madurez y reproducción de especies de ciclo de vida corto y largo.